26 jul. 2005

Un caso único: CONEJO GOLEADOR

Se cuenta que en Gradao, una pequeña ciudad de Yugoslavia, se disputaba un partido por la liga local y cuando corría gran parte del encuentro se armó una polémica reglamentaria. El árbitro del partido dio válido un gol para el equipo de BALJAK luego de que la pelota rebotara en un conejo que apareció frente al arco rival. Lo curioso fue que la máxima autoridad del encuentro anotó en su tarjeta que el autor del gol habia sido el mismísimo animal.

No hay comentarios.: