7 dic. 2004

Hay que sospechar?

Se acerca la definición del campeonato y solamente dos equipos pueden consagrarse campeones. El que lleva una enorme ventaja es Newell´s que el domingo visita a Independiente y con solo un empate se consagrará campeón. El otro es Velez Sarsfield, que necesita un milagro para dar la vuelta olímpica. Tiene que derrotar a Arsenal de Sarandí y esperar que el conjunto rosarino no sume puntos en su visita a Avellaneda. Esto significaría que ambos equipos queden igualados en puntos y que obligatoriamente tengan que disputar un partido desempate en un estadio neutral y de esa forma decidir quien es el nuevo rey del fútbol argentino.
Habrá que dudar de la honestidad de estas instituciones? Acaso ya sabemos los resultados de antemano?
Hay varios antecedentes de los últimos campeonatos en los cuales varios equipos que llegaban con aspiraciones a campeonar y otros que ya no se jugaban nada disputaron los encuentros por compromiso y con poco profesionalismo. Recordemos que pasaba en dichos torneos:
Corría el Apertura 92, cuando por ese entonces se enfrentaban Boca Juniors y San Martín de Tucumán. El conjunto xeneize llegaba a la última fecha con dos puntos de ventaja sobre River, que visitaba a Argentinos.
Cuando se jugaban 19 minutos, Ricardo Solbes anotaba el 1 a o para el conjunto tucumano y la Bombonera quedaba en silencio. Solamente se escuchaba su festejo solitario, ya que ni sus compañeros fueron a celebrar con él. Boca empató a los 2 minutos del segundo tiempo y luego se prestaron el balón hasta finalizar el encuentro.
En el Apertura 93 River llegó a la última fecha con 23 puntos, Vélez 22 y Boca 21. El título, en caso de empate, se definía por diferencia de gol. Al conjunto millonario le alcanzaba el punto, salvo que Vélez ganara por 8 goles. River recibía a Argentinos, undécimo con 17 puntos. El día anterior al partido, 18 de marzo, se concretó el pase de Gabriel Cedrés de Argentinos a River. Toresani puso en ventaja a los de Nuñez a los siete minutos. Argentinos empató con gol de penal de Ortega Sánchez faltando dos minutos en un jugada muy dudosa. Pese a este empate, los adversarios directos por el título también igualaron sus partidos.
Por el Apertura 97 en la última fecha de ese torneo se volvieron a enfrentar River Plate y Argentinos Juniors. El conjunto millonario necesitaba un punto para consagrarse y el bicho necesitaba sumar en la tabla del descenso. Nuevamente sería un empate en un tanto que le serviría a ambos en sus luchas. Con mucho sabor para los de Nuñez, ya que subcampeón a un punto sería su rival de toda la vida: Boca Juniors.
En la última fecha del Clausura 98, River y Argentinos otra vez 1-1.
En el Apertura 2001, Vélez hizo sufrir al campeón Racing, pero igual fue 1-1. El conjunto de Avellaneda lograba un título luego de 35 años.
El 27 de junio de este año, River recibía a Rafaela, que peleaba el descenso con Chacarita, en el Monumental. Ambos necesitaban sumar y el 1-1 consagró campeón a River y le permitió a Rafaela zafar del descenso directo e ir a la Promoción. Con este resultado descendía Chacarita. Igualmente Rafaela disputaría la permanencia y perdería la categoria.
En todos los encuentros que les mencioné parece casualidad, pero todos los encuentros terminaron 1 a 1.

No hay comentarios.: